• Cuando La Muerte Toque A Tu Puerta Tú Contestarás.

   Ni el dinero ni la fama podrán evitarlo. La certeza es una característica de la muerte. A personas que no son de nuestro agrado a menudo los dejamos de pié, sin ofrecerles asiento cuando nos visitan, ésto no sucederá con la muerte. Ella trae una orden de comparecencia que no podemos desatender. Debes contestar. La muerte es inevitable. No hay ninguna fuente de la juventud en la que las gentes puedan bober y vivir para siempre en este mundo. "Está establecido a los hombres que mueran una vez" (Heb. 9:27).

• Cuando La Muerte Toque A Tu Puerta Significará El Fin De Tu Actividad Terrenal.

   Todo el producto del esfuerzo de toda tu vida terminará. Será el crepúsculo del día de tu vida, el último acto en el drama de la vida "bajo el sol."

• Cuando La Muerte Toque A Tu Puerta Serás Condenado Para Siempre Si No Has Aceptado A Cristo Como Tu Salvador.

   "Y en ninguno otro hay salvación; porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12).

   "Jesús le dice: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino por mí" (Juan 14: 6).

   "El que en él cree, no es condenado; mas el que no cree, ya es condenado, porque no creyó en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3:18 ) .

   "El que cree en el Hijo, tiene vida eterna mas el que es incrédulo al Hijo, no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él" (Juan 3:36).

   Jesús dijo a un grupo de personas que le rechazaron como Salvador y objetaron tontamente sus enseñanzas, "Yo me voy, y me buscaréis, mas en vuestro pecado moriréis: a donde yo voy, vosotros no podéis venir" (Juan 8:21).

• Cuando La Muerte Toque A Tu Puerta Nada Tendrás Qué Temer Si Has Aceptado A Cristo Como Tu Salvador.

   La muerte significa un viaje. Para los que han aceptado a Cristo como su Salvador será un viaje al Paraíso, a estar con Jesús. Para los que le han rechazado será un viaje a un lugar en donde será el lloro y el crujir de dientes, La muerte ro es el fin de la vida sino el abandono del cuerpo físico para ir a vivir a otro lugar, el cielo o el infierno.

   Con valor sereno el apóstol Pablo vio a la muerte frente a frente, sin ningún temor.

   "Porque sabemos, que si la casa terrestre de nuestra habitación se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos" (2 de Corintios 5:8.)

   "Mas confiamos, y más quisiéramos partir del cuerpo, y estar presentes al Señor" (2 de Corintios 5:8 ).

   "Porque yo ya estoy listo para ser ofrecido, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Senor, juez justo, en aquel día, y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida" (2 de Timoteo 4:6-8).

   La forma de ser salvo es sencilla: "Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo" (Hechos 16:31). Después de que seas salvo, sirve a Dios quien te salvó, y la muerte te será ganancia.

   "Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia" (Filipenses (1:21).

   ¿En qué forma contestarías si la muerte tocase a tu puerta hoy mismo?

PABLO GOODWIN.